lunes, 28 de julio de 2014

Tráiler de El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

Esto se acaba. Hace escasas tres horas (a las nueve de la noche, hora española) se ha colgado en el canal oficial de la Warner Bros el teaser de la última película de El Hobbit, que en un principio iba a ser There and Back Again (Partida y regreso) y que al final ha quedado como The Battle of the Five Armies (La batalla de los cinco ejércitos). Y con esta película se pondrá el broche final al viaje a la Tierra Media que empezó hace más de diez años de la mano de Peter Jackson. A no ser que le dé por hacer peli del Silmarillion, que nunca se sabe con él. Bueno, peli no, trilogía.

En este tráiler vemos cómo se avecina la que será la batalla que marcará el climax de la trilogía de El Hobbit: la de los Cinco Ejércitos. Por lo que se ve, casi toda la película estará centrada en ella y en la lucha contra Smaug. Vemos cómo Thorin se pone tontorrón, tal y como predijo Smaug, y se cierra en redondo a cualquier tipo de razonamiento. También vemos a Smaug arrasando Ciudad del Lago, a Bilbo, a los enanos con armaduras, a Legolas, a Tauriel... En fin, a todos. Incluso a Gandalf y Galadriel con ese rollito tan raro que llevan teniendo a lo largo de la trilogía. Sospecho que Elijah Wood saldrá en algún momento de la película, pero no se ha dejado ver en el tráiler.


En fin. ¿Tenéis ganas de verla? Yo llevo deseando verla desde que salí del cine de ver La desolación de Smaug. Sé que Jackson ha ido haciendo lo que le ha dado la gana, pero no dejan de ser unas películas entretenidas y que pertenecen a la Tierra Media. Además, en esta película pasan ciertas cosas que quiero que lleguen y que no lleguen. Los que hayan leído el libro sabrán de qué hablo. Y por si fuera poco sale Richard Armitage.

Ya sólo nos quedan unos meses más de angustia para ver el desenlace. ¡Aguantad, jinetes de Théoden!

El guardián entre centeno, de JD Salinger

 Título: El guardián entre centeno

Título original: The catcher in the rye

Autor: JD Salinger

Editorial: Alianza Editorial

Año de publicación: 1951

Número de páginas: 288

Precio: 9,80€

 No voy a poner ninguna sinopsis. El autor quería que el lector llegase a su libro sin tener ni idea del contenido del libro, así que vamos a respetar su deseo. Lo sé, es ironico que lo diga justo antes de empezar una reseña sobre el libro.

Empecé El guardián entre centeno con una mezcla de curiosidad y expectación, pues había visto y oído tantas cosas de este libro que ya me esperaba cualquier cosa de él. Que si es estupendo, que si es un libro donde los adolescentes se podrían sentir reflejados, que si el asesino de John Lennon lo llevaba en el bolsillo cuando asesinó al cantante... En fin, un sinfín de cosas que seguramente os suenen a más de uno.

Y... El libro me ha decepcionado un poco. No es que sea malo ni que no me haya gustado. Es simplemente que me esperaba más. No me ha parecido algo tan, tan, taaaan bueno como para toda la fama que ha cosechado. Supongo que es lo que pasa cuando te formas demasiadas expectativas sobre algo, que es más fácil que te lleves un chasco. Y tranquilos, que aquí nadie va a salir hecho un psicópata por leerlo.

La historia está contada por Holden Caulfield, un chico de quince años que decide irse por su cuenta y riesgo del colegio del que le acaban de expulsar. Este es un personaje que, o bien te puede caer muy bien e incluso hacer que te sientas identificado con él, o bien hacer que quieras encerrarlo en lo más alto de la más alta torre y tirar la llave. Una de las principales quejas que he visto es que es muy inmaduro, y ahí tengo que dar la razón, pero también salir en su defensa. Es un personaje que está creciendo, simple y llanamente. Está en la adolescencia, pasando de la infancia a la edad adulta, y como tal está confuso. Esto se deja claro a lo largo de la historia, pero sobre todo cuando le dicen cerca del final que no sabe lo que quiere. Pero sí, admito que el personaje se merece una pedrada de vez en cuando.

Es un libro que se me ha hecho muy fácil de leer por el estilo tan coloquial de Holden. Es cierto que sus muletillas pueden llegar a cansar bastante (véase el o algo así, y eso), pero eso no quita para disfrutar con su forma de narrar. En más de una ocasión me ha recordado a Watanabe en Tokio Blues, de Murakami, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta que Murakami se ha visto muy influenciado por Salinger y que incluso es él el que traduce sus libros al japonés.

Meterse en la mente de Holden es muy interesante. Me han encantado todas esas reflexiones que va haciendo, desde cosas que le han pasado hasta el comportamiento "falso" de los demás. Leyendo cosas como esta nos damos cuenta de que en realidad las cosas no han cambiado tanto desde que se publicó el libro hace más de cincuenta años.


sábado, 26 de julio de 2014

Una BSO para recordar #1: Gladiator

He decidido crear una pequeña sección dedicada enteramente a poner bandas sonoras de películas, series, videojuegos, etc, las conocidas como BSO o OST en inglés. Yo suelo escuchar muchísimas BSO y me apetece compartirlo con vosotros.

En esta ocasión os traigo Am I Not Merciful de la BSO de Gladiator. Cuando pensamos en la BSO de esta película nos viene a la mente este tema, el del anuncio de los Ferrero Rocher, pero creo que Gladiator tiene muy buenos temas como para sólo fijarnos en ese.

La BSO fue compuesta por Hans Zimmer y Lisa Gerrard. En un principio Zimmer la iba a realizar junto a Ofra Haza, pero no pudo ser debido a su muerte. Estuvo nominada a los Oscars y se ha convertido en una de las BSO más conocidas del mundo del cine. Sin embargo, hubo algunas piezas por las que Hans Zimmer fue acusado de haberse inspirado de otras o por las que directamente le denunciaron por plagio.

En fin, espero que la disfrutéis.


martes, 22 de julio de 2014

Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë



Título: Cumbres Borrascosas

Título original: Wuthering Heights

Editorial: Ediciones Plutón

Autora: Emily Brontë

Año de publicación: 1847

Precio: 4,00€

Número de páginas: 288


Una de las novelas psicológicas más profundas del siglo XIX, obra de la inglesa Emily Bronte (1818-1848). Historia de un amor apasionado en plena época de pudibundez victoriana que cumple el aforismo: "Tras la tempestad llega la calma". Pero antes, la borrasca se desencadena en forma de pasión que todo lo destruye a su paso, hasta que, consciente del mal realizado, no deja de convertirse en un instrumento para la reconciliación.
La obra ha sido llevada a la gran pantalla en varias ocasiones con notable éxito.
He puesto esta versión porque es la que tengo yo, pero hay tropecientos mil más. Esta en concreto no terminó de gustarme porque es de esas que traducen los nombres.

Estamos ante una de las joyas de la corona de la literatura inglesa, Cumbres borrascosas. Escrita por Emily Brönte en 1847, su publicación causó bastante malestar en los coetáneos de Emily Brönte, poco habituados a una novela de estas características. En ese mismo año sus hermanas Charlotte y Anne también publicaron Jane Eyre y Agnes Grey.

Cumbres borrascosas está considerada una novela psicológica, un estudio profundísimo de dos de las pasiones humanas más importante, el amor y el odio. Como ya he dicho, en su momento escandalizó a más de uno, pero con el tiempo ha ido ganando prestigio hasta ser considerada uno de los clásicos imprescindibles de la literatura.

Pues bien, a mí no me ha gustado.

Mi problema con esta novela es que soy incapaz de empatizar con cualquiera de los personajes. Creo que nunca había leído una novela en la que absolutamente todos los personajes me resultasen odiosos. Pienso que es perfectamente posible recrear todos esos defectos y debilidades (odio, venganza...) en una novela sin que te den ganas de arrearle dos sopapos a cada personaje. Porque aquí, todo estaba tan exagerado y desfigurado que resultaba imposible poder identificarse con nadie. Y por si fuera poco, no se ve evolución alguna en ningún personaje. Creo que incluso empeoraban con la edad. Los únicos que experimentaron algún cambio fueron Hareton y Cathy.

La historia de amor entre Heathcliff y Catherine no me pareció bonita ni trágica ni apasionada. No me caían bien ninguno de los dos, y el hecho de que ambos parecieran intentar hacerle la vida imposible a todo desgraciado que viviese cerca de ellos no ayudaba. Podría explayarme mucho más, pero no quiero aburriros.

Lo que sí me ha gustado ha sido la prosa de la autora y la estructura escogida para narrar la historia. Se ha comparado con las matrioskas rusas y una vez leí la novela entendí por qué. La historia está contada por dos personajes, Lockwood (que el pobre es un florero en todo el libro, la verdad) y Nelly (Elena en mi versión), el ama de llaves, pero el verdadero protagonista es Heathcliff. Toda la novela narra su "amor" y la venganza que va consumando con el paso de los años. Tengo que romper una lanza en su favor y decir que es un personaje con carácter por muy odioso que a mí me parezca.

Por otra parte, la naturaleza tiene un papel muy importante en la obra. De hecho, el título Wuthering Heights hace referencia al clima tan tormentoso en el que se desarrolla la acción. Se suele comparar la novela con el dicho Tras la tempestad llega la calma y no podría ser una comparación más acertada. Durante toda la historia se desata una tormenta provocada por Heathcliff que finalmente cesa con la muerte del mismo y que permite recuperar poco a poco la calma al resto de personas que se habían visto arrastradas por esa tormenta.

Comprendo que el libro haya tenido el éxito que haya tenido, sobre todo teniendo en cuenta la época en la que se publicó y su temática tan destructiva. Recordemos que se publicó en la época victoriana y que este libro dista bastante de lo políticamente correcto, por llamarlo de algún modo.


viernes, 18 de julio de 2014

Hija de lobos, de Víctor Conde


Título: Hija de lobos

Autor: Víctor Conde

Editorial: Minotauro

Año de publicación: 2011

Número de páginas: 368

Precio: 5,95€




«Rhum era el último lugar que se me habría pasado por la cabeza a la hora de buscar refugio, pues sus campos deshabitados, sus mares de jacintos y las verdes jorobas del Cullin se quedarían grabados para siempre en mi cabeza como “el lugar donde todo empezó”.»
Escocia, 1826. La isla de Rhum está siendo desalojada con el fin de dedicarla a la cría de ganado. Sin embargo, un erudito en los misterios de la ciencia llega para ocupar la única casa que hay en la isla, una mansión de rotundos muros, acompañado por su hija adolescente y su hijo pequeño, que padece una terrible enfermedad.
Pero la presencia de los extranjeros parece haber despertado algo en la isla, algo antiguo y malvado que hasta entonces vivía sólo en las leyendas locales. La hija mayor, Sabine, deberá dejar atrás sus sueños de adolescente para enfrentarse a un mundo lleno de sombras y peligros, si quiere salvar su propia vida y la de su hermano...

Compré el libro hace unos meses, aunque no ha sido hasta ahora que lo he leído. La portada me llamó muchísimo la atención con ese toque oscuro y tenebroso. Además, la sinopsis parecía augurar una historia victoriana donde la licantropía estaría muy presente. Pero tengo que decir que la sinopsis engaña un poco. Parece que la han puesto para despistar.

La historia, en efecto, es una historia donde la licantropía es el pilar central. No es la licantropía a la que no tiene acostumbrados el cine con la plata, la luna llena, la mordedura del hombre lobo, etc, sino que se centra en el mito europeo, cuyas raíces están en las leyendas nórdicas o en los cuentos medievales. A lo largo del libro se va profundizando en el mito, desmintiendo muchas de las creencias actuales en torno a este tema. Tengo que decir que yo me armé un cacao increíble entre unas cosas y otras hasta casi el final del libro. Supongo que porque sólo fue hasta el final del libro donde las piezas del puzzle empezaron a encajar y se explicaron cosas que se habían ido mencionando de pasada anteriormente.

Además, a lo largo del libro se ve la inmensa labor de documentación que tuvo que llevar a cabo el autor ya no solo sobre el tema de la licantropía, sino también sobre la época histórica en la que situó la trama. Esta fue una de las cosas que más me han gustado de este libro. Se van haciendo muchas referencias a hechos o personajes históricos que se recogen al final del libro en un índice. Aquí tengo que decir que esto me resultaba muy engorroso. Hubiera preferido mil veces que aparecieran notas al pie de página, no una recopilación al final. Y personalmente me habría gustado que aparecieran las traducciones de los textos que aparecían en latín.

Pasando a lo que es la trama, tengo que decir que la tercera parte me ha parecido la mejor. Eso sí, creo que es la más perturbadora de las tres. Salvaje y primitiva en todos los sentidos. Las dos primeras tienen ese ambiente gótico que nos esperamos al coger la novela, con esos toquecitos de relato de terror y con una atmósfera envolvente. La tercera parte ya es harina de otro costal.

Sabine es la protagonista que nos cuenta la historia desde la primera persona. Un pelín irritante al principio, bastante más madura al final, con algunas cosas de peón caminero en el medio. Todo esto acompañada de otros personajes de los que en algún momento se echa en falta mayor información y profundidad.

Pero tengo que decir, y ojo con el spoiler, que lo que menos me gustó fue el romance entre Chris Laycock y Sabine. Lo siento, me pareció la cosa más sosa y con más poca química del mundo aunque fuera determinante para la segunda mitad de la historia. Además, el Chris que aparece al final de la novela me parece completamente distinto al del principio. Es como si hubieran cambiado al personaje.

En fin, me parece que el autor saber llevar bien la intriga a través del libro. Su forma de escribir también invita a leer y, aunque alguna parte, sobre todo del principio, se hace un poco cuesta arriba, el libro merece la pena aunque solo sea por la historia que teje en torno a la licantropía. Pero no es el único tema, claro. También se abordan amor, superstición, fanatismo, terror, incluso un leve mensaje ecologista al final.

miércoles, 16 de julio de 2014

De cómo no fue abducida por los extraterrestes

El blog ha estado un poco inactivo durante los últimos diez días, como os habréis dado cuenta. Porque os habéis dado cuenta, ¿verdad? Pero ni me han abducido los aliens ni Aladdin vino a mi casa con un felpudo volador. Estuve perdida en un pueblo del norte famoso por sus anchoas, pero he vuelto sana y salva a daros un poco la tabarra.

Estos son los libros que he leído estos días y de los que espero que subiré reseñas muy pronto:
  • Hija de lobos, de Víctor Conde.

  • Cumbres Borrascosas, de Emily Brönte.

  • El guardián entre centeno, de JD Salinger.

  • Las leyes del mar I: Las naves de la magia, de Robin Hobb.

Y cómo no, también tengo unas nuevas adquisiciones que me compré allí. Como veréis, son clásicos, pues en la librería en la que entré casi todo era de ese género.
  • 1984, de George Orwell.
  • La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza.

  • Las brujas de Salem y El crisol, de Arthur Miller.
  

Hasta aquí la entrada de hoy. A lo largo de esta semana volveréis a tener noticias mías.

domingo, 6 de julio de 2014

Bajo la misma estrella (2014)



Título: Bajo la misma estrella
Título original: The fault in our stars
Año: 2014
País: Estados Unidos
Director: Josh Boone
Reparto: Shailene Woodley, Ansel Elgort, Nat Wolff, Laura Dern, Sam Trammell, Willem Dafoe
Género: Romance. Drama | Drama romántico. Enfermedad. Adolescencia




A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel - conocer a su escritor favorito -, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte.
Ficha técnica de Filmaffinity. Sinopsis de eCartelera.

No me voy a extender mucho con la reseña de la película porque ya hablé del libro en su momento y me parece que sería repetir todo el rato lo mismo.

La película es muy, muy fiel al libro. Como ya dije en su momento, creo que Bajo la misma estrella tiene una historia, escenas, diálogos, etc. que encajan muy bien para el guión de una película y que, por tanto, no sería necesario hacer grandes modificaciones a la hora de filmar. Me alegro de que haya sido así. La inmensa mayoría de diálogos y escenas están cogidos tal cual del libro. También me alegro de que no hayan caído en el melodrama porque la verdad es que esta historia si no se trata bien puede convertirse rápidamente en un romance empalagoso y cursi.

Se han tenido que saltar algunas cosas, sobre todo personajes. No me han parecido cambios muy relevantes y teniendo en cuenta que la película contaba con un presupuesto de unos 12 millones de dólares (lo cual es poquísimo en la industria del cine) entiendo que lo hayan hecho. Lo único que no metieron y que me habría gustado que saliera o que al menos mencionaran es, y cuidado si no te has leído el libro, lo de la anterior novia de Gus. No sé si se lo saltaron para no darle más drama a la historia o por el problema dicho anteriormente del presupuesto.

De los actores principales no tengo pegas. Me parece que tanto Shailene Woodley (Hazel Grace) como Ansel Elgort (Augustus Waters) han sabido captar la esencia de los personajes que encarnan, muchas veces con pequeños detalles como sonrisas, gestos o miradas. Nat Wolff también me gustó mucho, me parece el perfecto Isaac. Pero tampoco puede decirlo de forma categórica, pues en España se siguen doblando las películas (cosa que me fastidia mucho, por cierto) y con eso se pierde una parte importante de la labor del actor: la voz. Así que dejémoslo en un parece que actúan bien.

Tengo que admitir que Hazel me ha gustado más en la película que en el libro. El problema que le veo a las historias con narradores en primera persona es que, por muy que te caiga el personaje (como era el caso), puede llegar el momento en que haga, piense o diga algo que fastidie un poco la imagen del personaje. Digamos que es más fácil cometer errores. En cambio, en la película no hay tanto peligro, y quizá por eso me gustó más.

En fin, creo que cualquiera que haya disfrutado con el libro no se sentirá decepcionado con la película. Como dije con el libro, es una historia bonita, pero la crudeza de la vida también está retratada en ella.


PD: Llevad pañuelos. Yo no lloré, pero estuve rodeada de gente que sí.

miércoles, 2 de julio de 2014

Tráiler de Dracula Untold

Hace unos cuantos días se hizo público el tráiler de Dracula Untold o como la conoceremos en español Drácula, la leyenda jamás contada. Por lo que he visto tratará sobre la vida de Vlad el Empalador, príncipe rumano que inspiró a Bram Stoker a la hora de crear a Drácula, todo ello desde una perspectiva fantástica.

En la realidad Vlad el Empalador, menos conocido como Vlad III o Vlad Drăculea, fue príncipe de Valaquia, un región al sur de la actual Rumanía. Luchó contra el expansionismo del Imperio Otomano que amenaza a Rumanía y al resto de Europa, demostrando su gran espíritu patriótico, y se hizo famoso por la cruel forma que tenía de castigar a sus enemigos. Al parecer una de sus torturas favoritas era empalar a la gente (traidores, ladrones, etc) metiéndoles un palo por el recto (un palo de más de tres metros, que eso no es moco de pavo) y clavando después el palo en la tierra. Pero esa no era su única tortura. También amputaba miembros, desollaba y otras cosas que harían las delicias de Ramsay Bolton. En una ocasión leí que montaba festines con la sangre de sus enemigos derrotados delante de los empalados, lo que dio lugar a un montón de leyendas. Sin embargo, no he encontrado ninguna fuente que lo verifique, así eso lo dejo en dudoso. Si queréis saber más de sus correrías, podéis echarle un vistazo a esta página. Parece que a este hombre lo mejor era ni toserle.

Aquí está el tráiler de la película. Como veis, es una fiel adaptación de la biografía de este señor.



Si os fijáis, veréis a Charles Dance aka Tywin Lannister, al que parece que el estreñimiento que sufría en Juego de Tronos no le ha sentado muy bien. Es el que transformará en vampiro al bueno de Vlad (Luke Evans).

¿Qué os parece? ¿Iréis a verla?

Canción del día #13: Rammstein

Rammstein es un grupo de metal industrial alemán que se fundó en 1994. Está formado por Till Lindemann, Richard Z. Kruspe, Oliver Riedel, Paul Landers, Christian Lorenz y Christoph Schneider.

Digamos que desde siempre ha sido un grupo bastante polémico. Sus letras suelen tocar temas bastante escabrosos como sexo, violencia, sadomasoquismo, etc, etc. o tener dobles sentidos que a veces se pillan y a veces no. Y en ocasiones es casi mejor no entender el doble sentido. También se les ha relacionado con el neonazismo y se les ha acusado de tener ideas fascistas, cosa que ya se han encargado de dejar claro que no es así.

En fin, hay un sinfín de anécdotas que envuelven a esta banda. Por ejemplo, ¿sabíais que Ich Will se estrenó un día antes de los atentados del 11-S? Por eso se llegó a relacionar el vídeo con el atentado. Casualidades como esta te dejan con la boca abierta. El videoclip de Ich Will es un poco violento, cuidado con él. La canción es una crítica a los medios de comunicación que enaltecen actos inmorales con tal de atraer a las masas. Aquí podéis ver el cómo se hizo del videoclip, donde se explica eso y mucho más.

Bueno, que me voy por las ramas. La canción que quería enseñaros es una balada (sí, una balada. ¿De Rammstein? De Rammstein). No me esperaba encontrar algo así viniendo de este grupo, la verdad, pero no lo hacen nada mal. ¡Espero que os guste!

Rammstein - Ohne Dich


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...